Ni el peor de los días tiene más de veinticuatro horas.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Te sientes mayor, sientes que te has hecho grande y no te has dado cuenta cuando. Por primera vez no eres tu la que te asustas y alguien viene a consolarte entre mentiras piadosas, besos y abrazos. ''No va a pasar nada. Esto ya se acaba ahora. Tu tápate los oídos y verás como todo se pasa''. De repente te encuentras sentada a lado de una niña de 3 años, que te mira aterrorizada con los ojos empapados en lágrimas. Entonces eres tu la que la coges en brazos y entre besos y abrazos le cuentas mentiras piadosas para que se calme. ''No va a pasar nada. Esto ya se acaba ahora. Tápate los oídos y verás como todo se pasa''
Justo en ese instante, en el que sacas esa valentía que en realidad no existe, es cuando notas que te estás haciendo mayor. 

7 comentarios:

incapazdeserlo dijo...

que verdad tan grande, aunque lo mejor era que todos nos diesemos cuenta, los que nos rodean tambien...

coco dijo...

Dicen que los niños siempre dicen la verdad. Y no creo que hacerse mayor sea aprender a contar mentiras piadosas. Creo que hacerse mayor es saber curar cuando hay que curar. Besar cuando hay que besar. Abrazar cuando hay que abrazar. Y llorar cuando hay que llorar.

Clementine dijo...

Ai, animo.

incapazdeserlo dijo...

pues me salio asi querida me salio asi...fue impulsivo y cuando le di a publicar...ala ya estaba y asi fue...y gracias. :)

Luciérnaga dijo...

Cuánta razón leo en tus palabras... En mi opinión, otro momento en el que te das cuenta es, cuando tienes que consolar aún estando tú mucho más roto por dentro...

P. dijo...

me alegro que te gustara el texto :) Tu frase es chulisimaaa cuando la lei me quede pensando en la cantidad de veces que llamo yo raro a alguien y la verdad es que cuanto mas me gusta alguien mas veces le digo que raro eres xD asique tenias razón yo creo que si decimos eso es porque realmente especial es una palabra muy gorda :)

ÓleoyLetras dijo...

qe lindo blog te sigo :)