Ni el peor de los días tiene más de veinticuatro horas.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Últimamente (desde que escribo mi diario) tengo inquietud por ponerle título a cada etapa de mi vida como si de películas se tratase.
Hoy he empezado una nueva etapa, seguramente inolvidable:

``El principio del fin. Nos hacemos mayores´´

Las personas normales le llamarían segundo de bachillerato, pero nadie ha dicho que yo sea normal...


1 comentario:

Alicia Alina dijo...

muy bonita entrada.
Corta y precisa, sin vuelta de oja.