Ni el peor de los días tiene más de veinticuatro horas.

viernes, 6 de agosto de 2010


No quiero que me digas que me vas a echar de menos, 
que para inventarme historias me llego y me basto yo solita.


2 comentarios:

Quien yo? dijo...

Hey, llegue a tu blog por nosedonde... muy bueno!

SAludos!

coco dijo...

¿Cómo puedes tener tanta imaginación? Yo creo que a mí nadie me echará nunca de menos.