Ni el peor de los días tiene más de veinticuatro horas.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Ahora mismo me entran unas ganas infinitas de quererte. [Incluso llego a pensar que te quiero]

Septiembre. Tarde nublada. En casa. Sola. Con pijama. Película triste. Romántica quizás...
Me gusta, aunque solo sea por un par de horas creo en el amor.

2 comentarios:

incapazdeserlo dijo...

yo tambien creo! aunque solo sea por un tiempo indefinido.

Mrs. Cold dijo...

Te entiendo perfectamente. Por un par de horas llego a creer que todo es posible, luego las cosas cambian.

te sigo :)
besos helados.